CAÑAILLA

CAÑAILLA

10,91

Precio de 1/2 kilo.

Procedencia: España

Categoría:

Descripción del producto

Cañailla

La cañaílla o Murex Brandaris es un molusco univalvo (que presenta tan sólo una concha) muy apreciado en la gastronomía murciana y de todo el sur peninsular.

Pertenece a la familia de los Miricidae y posee una concha peculiar, robusta y resistente, con seis o siete espirales (la última de mayores proporciones) que, partiendo de una base en punta, forman una figura circular. Al exterior muestra una serie de púas dispuestas en hileras alrededor de la concha, muy duras y punzantes. Su longitud total puede llagar a los 7-8 cm. Este caracol marino presenta cuerpo, cabeza y pie ventral musculoso con opérculo corneo que le ayuda en sus desplazamientos. A través de un movimiento de torsión es capaz de esconderse dentro de su caparazón en milésimas de segundo, comenzando por la cabeza, lo que aumenta sus posibilidades de supervivencia.

El sifón (órgano por el que expulsa el agua tras haber filtrado el alimento y conseguido oxígeno), largo y recto, puede llegar a medir la mitad de la longitud total de la cañaílla.

Las tonalidades que destacan en la cañaílla son marrón claro o amarillento en el cuerpo, anaranjado en la abertura y colores grisáceos o amarronados en la concha.

En el interior de la cavidad branquial poseen una glándula significativa que produce una sustancia colorante llamada púrpura, con la que se elabora el color del mismo nombre.

Variedades

  • Busano (Murex o Phyllonotus trunculus). Alcanza unos 8 cm. de longitud. El canal sifonal es corto y curvado hacia el dorso. Es un depredador activo que se alimenta de otros gasterópodos y algunos bivalvos, así como de animales muertos. Habita en el Mediterráneo y en el Estrecho de Gibraltar. Al igual que la cañailla segrega un líquido que fue usado en la antigüedad como tinte púrpura.

Curiosidades

  • Dada la abundancia de este molusco en los fangos y marismas cercanas a San Fernando a sus habitantes se les conoce popularmente como “Cañaillas”.
  • De sus glándulas branquiales, los antiguos fenicios extraían el tinte púrpura que sirvió para teñir vestiduras de emperadores, reyes y sacerdotes, siendo muy apreciado en la antigüedad y valiendo más que el oro. Se necesitaban 12.000 cañaillas para obtener 1,4 gramos del producto

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “CAÑAILLA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *